Niña de 11 años encuentra moneda originada en el Segundo Templo, antes de su destrucción

En Jerusalén una niña de 11 años de edad encontro una moneda de plata bastante rara del período del Segundo Templo, mencionó la Autoridad de Antigüedades de Israel el martes pasado.

Dicha moneda fue acuñada probablemente hace unos 2,000 años por un sacerdote que se unió a los Israelíes en la revuelta contra el dominio romano en el año 70 d.C, antes de la eliminación del Segundo Templo.

“Este descubrimiento es raro, ya que miles de monedas que han sido encontrada hasta hoy en dia en las distintas excavaciones arqueológicas, solo habian unas 30 monedas hechas de plata del periodo de la Gran Revuelta”, sostuvo el Jefe del Departamento de Monedas de AAI. , el Dr. Robert Kool.

Esta moneda esta hecha de plata pura y pesa unos 14 gramos. Por un lado presenta una copa y la inscripción “shekel israelí” y “segundo año”, refiriendose al segundo año de la revuelta (67-68 d.C.). Mientras que del otro lado hay una inscripción que dice “Santa Jerusalén” en escritura hebrea antigua acompañada de otra palabra que de acuerdo con los expertos, tiene que ver con la sede del Sumo Sacerdote del Templo.

En el templo se guardaban grandes reservas de plata y tal vez la moneda viene de esa reserva, por la calidad de su plata. “En ese caso podriamos decir que esa moneda es uno de los únicos elementos que se originó en el Templo”, sostuvo Kool.

– Ad –

Leer también Rabinos de Israel Presentan Públicamente la Corona que le Entregarán al Mesías

La niña que encontro la moneda participó en el proyecto de cribado titulado “Emek Tzurim” cuando excavaba la tierra excavada en la Estrada de Peregrinación.

“Al llegar a Emek Tzurim, pense que habian monedad simples en los cubos, sin embargo jamás me imagine que descubriría una moneda de plata pura y que a la vez fuera rarísima”, indico Liel Krutokop de 11 años de edad. Ella fue con su familia a realizar un investigación arqueológica en la Ciudad de David.

“La verdad es que tuve mucha suerte de encontrarla, pero a su vez quiero darle las gracias a mi hermana por elegir el balde que utilizamos para tamizar. Porque sino hubiera elegido ese cubo, probablemente no hubiéramos encontrado la moneda”, concluyo Liel.

Fuente Guíame