General de Israel Testifica de Dios: “Vi al Señor Desviar un Misil hacia el Mar”

En Israel hay un soprendente testimonio por parte de un comandante del ejercito que ha presencio un verdadero milagro, al expresar que pudo ver la mano de Dios desviando un proyectil hacia el mar. Dicha situacion paso luego de recibir un ataque por parte de los palestinos que querian destruir las bases militares limitrofes con Israel.

Este israeli indico que este impactante milagro logro salvar la vida de los civiles, es mas en el ejercito titularon que el viento de Dios fue el que desvio el inesperado misil.

El grupo Hamas se sintio vencido, despues de este testimonio, pero no podemos olvidar que no es la primera vez que Dios salva al pueblo de Israel. Hay diversion testimonios que nos muestran lo fiel que ha sido Dios con su pueblo.

EL servicio de las fuerzas de defensa de Israel explicaron el relato del comandante dejando de forma clara que le impusieron un titulo tecnico. “Ellos insistian que el misil se habia disparado desde Gaza. El Escudo de Acero calculo la trayectoria del misil con mucha precision, el mismo iba a impactar las Torres de Azrieli, en el Kirya (el Pentagono en Israel) o la central de trenes de Tel Aviv”, argumento el alto rango de la unidad.


El comandante dijo emocionado:”De un momento a otro, el Escudo de Acero (que puede calcular la velocidad del viento) se percato que habia un viento fuerte que venia del este. El mismo era tan fuerte que cambio el rumbo del misil, todos estabamos impresionados, por eso me pare y grite: “Dios existe verdaderamente”, agrego.

“Pude presenciar el milagro mas increible y mis ojos fueron testigos de eso, por ende no fue un viento. Yo vi la mano de Dios como desviaba el misil hacia el mar”, concluyo.

En el Salmo 27:1-3 nos recuerda lo siguiente: Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme? cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos, para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron. Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón; aunque contra mí se levante guerra, yo estaré confiado.

Fuente: Noticias Proféticas